Por qué ningún reloj puede ser verdaderamente resistente al agua: la realidad de la resistencia al agua

by Marc-Andre Schmid

La invención de las cajas impermeables para relojes de pulsera supuso un gran avance en el desarrollo de relojes. Antes de esto, los relojes eran vulnerables a los daños causados ​​por el agua, que podía penetrar la caja y dañar el delicado funcionamiento interno. El desarrollo de cajas impermeables hizo que los relojes fueran más duraderos y versátiles, lo que permitió su uso en una gama más amplia de entornos y actividades.

Watch-half-submerged-in-water-on-the-beach-Zurichberg

El primer reloj de pulsera resistente al agua fue desarrollado por Rolex en los años 20. El reloj presentaba una corona y un fondo de caja atornillados, lo que creaba un sello hermético que impedía que entrara agua en el reloj. Con el paso de los años, otros relojeros desarrollaron sus propias tecnologías a prueba de agua, incluidas juntas tóricas, sellos especiales y pruebas de presión.

Rolex-Oyster-Promotion-Zurichberg

A pesar de los avances en la tecnología impermeable, ningún reloj de pulsera es realmente 100% impermeable. Esto se debe a que la resistencia al agua se mide en metros, que es una medida de presión y no de profundidad. Las clasificaciones de resistencia al agua indican la presión máxima que un reloj puede soportar antes de que gotee y, a menudo, van acompañadas de recomendaciones de uso, como por ejemplo si el reloj es adecuado para nadar o bucear. Para que un reloj de pulsera reciba la etiqueta "impermeable", debe cumplir ciertos estándares establecidos por organizaciones internacionales como ISO (Organización Internacional de Normalización) y JIS (Normas Industriales Japonesas).

Water-Resistance-displayed-on-watch-dial

Pero incluso con estas certificaciones, el agua puede dañar un reloj de pulsera. Por ejemplo, los sellos del reloj, que están destinados a evitar que entre agua, pueden degradarse con el tiempo debido a la exposición a elementos como la luz solar, la sal y los productos químicos. Esta degradación puede hacer que los sellos se aflojen, permitiendo que entre agua en el reloj.

Chronograph-covered-with-water-Zurichberg

Además, la corona o los botones de un reloj de pulsera, que se utilizan para ajustar la hora y otras funciones, también pueden ser puntos potenciales de entrada de agua. Estas partes del reloj suelen estar protegidas por sellos, pero con el uso constante pueden aflojarse o dañarse, permitiendo la entrada de agua.

 Omega-Seamaster-Professional-300m-Promotion-Zurichberg

Otro factor que hace que los relojes de pulsera sean susceptibles a sufrir daños por agua son los cambios de presión que se producen durante actividades como la natación o el buceo. La presión del agua puede hacer que los sellos se compriman, permitiendo que entre agua en el reloj. Además, los cambios rápidos de temperatura pueden provocar que se forme condensación dentro del reloj, lo que puede dañar sus componentes internos.

Rolex-Submariner-next-to-diving-mask-Zurichberg

En conclusión, ningún reloj de pulsera es realmente 100% resistente al agua, a pesar de que se anuncie como tal. La naturaleza del agua y la exposición constante a los elementos pueden hacer que los sellos y otras características protectoras de un reloj se degraden con el tiempo, haciéndolo susceptible a daños por agua. Si bien los relojes de pulsera pueden certificarse como resistentes al agua según las normas internacionales, no son inmunes a los daños causados ​​por el agua y deben tratarse con cuidado para garantizar su longevidad. Es importante seguir las pautas del fabricante sobre resistencia al agua y hacer que un profesional revise el reloj periódicamente para garantizar que siga siendo resistente al agua.


Dejar un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.